Con la trata de personas no hay trato

mininterior

Línea de denuncia 01 8000 52 2020

Modalidades

Se encuentra usted aquí

La trata de personas no es solo explotación sexual, también abarca otras modalidades, como:

Prostitución ajena u otras formas de explotación sexual esta modalidad de trata puede ser: La Explotación Sexual, La Explotación de la Prostitución Ajena, El Turismo Sexual, La Pornografía infantil o pornografía obligada y toda forma de explotación sexual. Se presenta cuando una persona, niños, jóvenes o adultos, son privados de su libertad y autodeterminación siendo obligados a prostituirse o a realizar cualquier acto sexual para conseguir provecho económico para terceros.

Trabajos o servicios forzados Forzado: Cuando una persona es obligada a realizar un trabajo o servicio, en el cual tiene que estar durante largas horas sin recibir un trato adecuado y sin ninguna claridad sobre su salario, contrato y horarios. Es un trabajo para el cual la persona no se ofrece voluntariamente.

Mendicidad ajena: Ocurre cuando se ubica a una persona en una zona de la ciudad, pueblo colombiano o en el extranjero, para que pida limosna y al final del día le es arrebatado lo recibido. Detrás de estos mendigos se encuentran personas que se lucran de ellos a través del sometimiento, la coacción y la amenaza, abusando del estado de indefensión de las víctimas.

Matrimonio servil: En el cual se establece una relación filial de una persona con otra, y una de ellas se ve privada de sus derechos y libertades más elementales, es sometida a la brutalidad y al control de una relación íntima de pareja, encontrándose en una situación de esclavitud.

Extracción de órganos: Cuando una persona es transportada de un lugar a otro con la finalidad de remover un órgano(s) de su cuerpo.

La esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud Las prácticas análogas a la esclavitud son aquella formas de obligar a realizar un trabajo sin la voluntad plena de la persona ya sea por coacción u otro medios. 

La servidumbre cuando una persona es obliga a trabajar forzadamente o a realizar cualquier tipo de acción de “esclavitud” con el fin de pagar una “deuda” que ha adquirido con su empleador/autor/ejecutor, la deuda es injusta e irrazonable y el valor de la deuda se incrementa injustamente. Los pagos de la deuda son mínimos frente al salario del mercado común.